Estalló el verano




Para Crónica TV, el verano sigue estallando. No importa el mes, ni la temperatura, ni las lluvias, ni que ya no quede un alma en la costa atlántica. Lo importante es informar algo, lo que sea. Y yo, si se me permite, voy a tomar ese lema, señores.

Así que como el verano en este blog marmota recién empieza, aquí va mi playlist del verano. No son temas que necesariamente hayan sido editados por estos días, sino aquellos que yo estuve escuchando (o al menos eso dice mi reproductor de mp3).

01- Early Day Miners- Turncoats. Banda de Bloomington, Indiana. Hacen slowcore (yo los definiría como Indie Rock, para simplificar, ¿vio?) y según dicen, buena parte de su lírica se basa en imágenes de paisajes, colinas, y demás verdes. Tienen varios discos, pero este tema no está en ninguno de ellos porque lo grabaron en vivo especialmente para unas sesiones que organiza Daytrotter (¿No conocen este site? Se me van ya mismo para ahí -pero vuelvan después!).
A mí me gustó de inmediato. Es una de esas canciones que te entran directo sin necesidad de varias escuchas. Tiene la frescura del vivo, una mínima falta de sincronía entre las dos voces que me encanta, que lo colorea de imperfecto y que lo vuelve por eso mismo perfecto.
Sirve para las 7 de la tarde. Le queda muy bien a esa hora; pueden servirlo con un gancia con limón o con alguna bebida de chicas.

02- Telenovela - Calendar Burning. De este dúo no tengo mucha data. Sólo sé que son de Athens, Georgia, que hacen Indie Pop y que remiten un poco a The Carpenters y a los 70´s.
El tema está, creo yo, en su LP Saffron Songs, editado en 2007. Sé exactamente por qué me gusta: me puede el sonido del ¿banjo? / ¿mandolina? que está sutilmente ubicado debajo de la voz principal (por momentos, arpegiando y por momentos, respondiendo con un quejido dulce) y me compra el puente en el minuto 2, que más que un puente, es una parte B.
Puede acompañar muy bien al mate o café de la mañana.

03- Hercules and Love Affair- Blind. El hit-del-verano. Sin discusión. La banda es, en realidad, el proyecto del DJ Andrew Butler que, ni lerdo ni perezoso, invitó a cantar sus canciones de electro-disco-setentoso a Antony (¡sí, el de Antony and The Johnsons!). El resultado hace mover la patita a cualquiera, en mi opinión, más por las bases logradas y las trompetitas, que por la gran voz de nuestro muchacho. No sé qué opinarán sus fans (supongo que muchos de ellos dirán que el verdadero Antony es el otro, el melancólico, el acústico, el dulcemente oscuro), pero yo pienso que el pibe definitivamente puede cantar lo que quiera. Cuando se tiene alma, se tiene alma para todo. Reconozco que me incomoda un poco escucharlo en un contexto musical tan "feliz" (creo que tengo la misma sensación con Jay Jay Johanson, cuando se le da por el electro-pop) y que me gusta más su otra variante, pero por otro lado, me encanta que los músicos que me escucho experimenten con distintos géneros y texturas.
Suban el volumen al despertarse de una siesta y tengan cuidado porque se adhiere a la corteza cerebral de un modo muy potente.

04- Mikrofisch- Let's Kiss And Listen To Bis. Como no podía faltar en una selección mía, un dúo de electropop. Alemanes, esta vez. La canción está en el disco Masters of the Universe, que regalan en la página de su sello.
Los temas son todos más o menos parejos: no siento estar en presencia de un álbum genial, pero están bien. Elegí este por la letra. Me conmueve mucho eso de "hagamos de cuenta que estamos en el 95 y bailemos Teenage Fun Club" (eso sí, cambiaría el grupo: tengo que pensar porque en esa época estaba muy rockera).

05- Kissogram- I am the night before. Otro dúo alemán. Son Jonas Poppe y Sebastian Dassé y el año pasado editaron un disco llamado Nothing, Sir!
El tema elegido es una mezcla bastante simpática: un ritmo un tanto ridículo que suena por momentos a The Sacados + Telemach, al que se le van sumando diferentes teclados que imitan melodías orientales. Si no les gusta, no se dejen llevar por esa impresión porque el disco es más variado e interesante.

06- Bag raiders- The punch (reprise). Son australianos y hacen electrónica. No mucho más para decir de ellos, salvo que parece que han escuchado a Daft Punk (chequear a partir de la entrada de guitarras)
En rigor, debo decir que este tema sonó mucho en mi primavera. Sobre todo porque es una invitación al movimiento. Los otros temas que bajé no me gustaron, pero este tiene lo suyo.
Como para escuchar en el estéreo del auto, un sábado antes de salir. Hay que tener cuidado con el chofer, porque inspira a hacer zig-zags.

07- Metronomy - Radio Ladio. Metronomy es el músico inglés electrónico Joseph Mount. Parece que cuando tiene ganas de tocar, se junta con dos amigos (Oscar Cash y Gabriel Stebbing) y forma la banda que interpreta las canciones que él compone y graba.
Extrañamente, llegué a este tema por el colorido video (imperdible: ¡Bety, parece que hubieras hecho vos el vestuario!) y no al revés, como suele sucederme en casi todos los casos. El tema me recuerda a Hot Chip + coritos de Justice, una combinación eficaz.

Esta es una canción de esas que con cada escucha, nos aporta algo nuevo. En principio, por la estructura: cada cuatro compases de cuatro tiempos, la base va sumando elementos creando una una superposición de teclados, pequeños punteos de guitarra y ritmos. Nos da la sensación de in crescendo inmediatamente. Pero el efecto no queda ahí. El grupo aprovechó muy bien las posibilidades que el sonido en estéreo nos brinda y decidió que todo estuviera delicadamente paneado. ¿Qué significa esto? Que luego de grabar, se decide que algunos sonidos serán percibidos en el canal izquiero y otros en el derecho (no se hace de modo absoluto, pero sí se marca una diferencia en el volumen). Es algo que se hace mucho y es bastante común hoy en día, pero no siempre es tan notorio. Yo descubrí la existencia de este procedimiento gracias a The Beatles, cuando tenía 16 años. Habíamos hecho una fiesta la noche anterior y yo al mover el equipo de una habitación a la otra, me había olvidado de conectar un parlante. Al poner "And your bird can sing", noté inmediatamente que una parte del tema había desaparecido por completo. Desesperada, creí que mi equipo se había roto. No lo podía creer porque era prácticamente nuevo. Pasé un par de días en ese estado de angustia y de repente, al escuchar la radio, supuse que se había arreglado solo (pasa, chicos, a veces pasa). Puse nuevamente el cd, y seguía sin sonar del todo, así que sospeché de que algo se me estaba escapando. Revisé el aparato y al ver el cable suelto, lo conecté. ¡Voilá!, todo había vuelto a la normalidad. Así fue que me di cuenta y me dije: estos pibes eran más grosos de lo que yo creía.

Hagan esta prueba. Busquen auriculares (mejor si son de los que no tienen vincha) y comiencen a escuchar los primeros segundos de la canción utilizando solo el lado izquierdo. Luego vuelvan a escucharla, pero desde el lado derecho. Luego, cálcense nuevamente los dos auriculares y prueben uno y otro alternándolos rápidamente. En esencia, sí la canción está ahí las dos veces, ok. Pero cuando le presten sus dos oiditos, van a advertir que no es la misma. Magia.

08- Vampire Weekend- A-punk. Banda de ¿Punk? / New Wave / Percusión-a-lo-étnico o tal vez, la mezcla de estos tres términos más un componente indefinible que hace que estilos ya hiper tocados suenen frescos. Leí que son estudiantes de Columbia en New York y me contaron que vienen con muy buenas críticas.
El tema elegido tiene su base en el ska, pero agrega un espíritu post punk, y guitarras que suenan entre el rock inglés de los 80s y un Ukelele hawaiano.
Va muy bien tanto para una mañana de calor, en la que se necesita un shock para reaccionar, como para una noche cargada de copas.


CONVERSATION

0 comentarios: